Image and video hosting by TinyPic

Hola, gracias por su visita y comentarios, es mi deseo que en su estadía aquí algo les haya interesando o llamado la atención.
Muchas bendiciones para ustedes y los suyos.-



Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic





Image and video hosting by TinyPic

CONTRA LOS ATAQUES CON ÁCIDOS. Supervivientes de ataques con ácido participan en una cadena humana en protesta contra este tipo de agresiones, delante del Club Nacional de Prensa, en Dacca (Bangladesh). La manifestación, organizada por la Fundación de Supervivientes del Ácido, quiere alertar de que este tipo de ataques han aumentado recientemente con 3.625 víctimas en 3.270 incidentes registrados entre 1999 y 2015, de los cuales 1.847 fueron mujeres, 901 hombres y 877 niños, según datos facilitados por la fundación. (EFE)


Image and video hosting by TinyPic



"No había nadie detrás de la barra del otro verano y en lugar de tu bar, me encontré una sucursal del banco hispanoamericano, tu memoria vengué, a pedradas contra los cristales, sé que no lo soñé, protestaba mientras me esposaban los municipales en mi declaración alegué que llevaba tres copas y empecé esta canción en le cuarto donde aquella vez te quitaba la ropa"

sábado, 19 de diciembre de 2009

El espía atrevido...

Un espía huye del KGB Ruso. A punto de ser capturado, se tropieza con una monja a la que le pide que lo esconda bajo el hábito.

Cuando los agentes del KGB se cruzan con la monja, le preguntan si ha visto a un hombre sospechoso que huye.

La religiosa les informa de que no ha visto a nadie, y los agentes siguen su camino.

Cuando el peligro ha pasado, el espía sale de debajo del hábito de la monja y dice:

-Gracias, hermana, por haberme salvado de ser capturado por el KGB.

-Lo he hecho con mucho gusto -contesta la monja.

-Si me lo permite, tengo que decirle, hermana, que usted tiene unas piernas muy hermosas. ¿Notó usted el leve besito que le di en las pantorrillas?

-Pues claro que sí.

-¿Y sintió usted después mis besos fogosos en sus rodillas?

-Por supuesto.

-¿Imagino que notaría también cuando fui subiendo y le pasé mi lengua por los muslos?

-¡Ay! Sí que lo noté, sí.

-¿Y qué hubiera sucedido, hermana, si yo hubiera seguido subiendo y subiendo con mi lengua?

-Pues que me hubieras lamido los huevos. ¿O es que te crees que eres el único espía aquí?


Publicado en: http://anagloriaguerrero.blogspot.com/


Imprimir

2 comentarios:

Timoteo Estevez dijo...

╔ ╔ ║ ⌂ ═╗
╠ ╠ ║ ║ ╔╝
║ ╚ ╚ ║ ╚═

╔╗║ ╔╗ ║║ ⌂ ╔╣ ╔╗ ╔╣
║║║ ╠╣ ║║ ║ ║║ ╠╣ ║║
║╚╝ ║║ ╚╝ ║ ╚╝ ║║ ╚╝

Ana Gloria dijo...

Gracias Timoteo mi hijo, felicidades y bendiciones para tí y los tuyos.-

Ana

Related Posts with Thumbnails