Image and video hosting by TinyPic

Hola, gracias por su visita y comentarios, es mi deseo que en su estadía aquí algo les haya interesando o llamado la atención.
Muchas bendiciones para ustedes y los suyos.-



Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic





Image and video hosting by TinyPic

CONTRA LOS ATAQUES CON ÁCIDOS. Supervivientes de ataques con ácido participan en una cadena humana en protesta contra este tipo de agresiones, delante del Club Nacional de Prensa, en Dacca (Bangladesh). La manifestación, organizada por la Fundación de Supervivientes del Ácido, quiere alertar de que este tipo de ataques han aumentado recientemente con 3.625 víctimas en 3.270 incidentes registrados entre 1999 y 2015, de los cuales 1.847 fueron mujeres, 901 hombres y 877 niños, según datos facilitados por la fundación. (EFE)


Image and video hosting by TinyPic



"No había nadie detrás de la barra del otro verano y en lugar de tu bar, me encontré una sucursal del banco hispanoamericano, tu memoria vengué, a pedradas contra los cristales, sé que no lo soñé, protestaba mientras me esposaban los municipales en mi declaración alegué que llevaba tres copas y empecé esta canción en le cuarto donde aquella vez te quitaba la ropa"

jueves, 3 de diciembre de 2009

En el confesionario...

Padre, perdóneme porque he pecado (voz femenina).- Dime, hija, ¿cuáles son tus pecados?- Padre, el demonio de la tentación se apoderó de mí, pobre pecadora. - ¿Cómo es eso, hija? - Es que cuando hablo con un hombre tengo sensaciones en el cuerpo que no sé como describirlas...- Hija, por favor, que también soy un hombre...- Sí, padre, por eso vine a confesarme con usted.- Bueno hija, ¿y cómo son esas sensaciones?- No sé cómo explicarlas, por ejemplo, ahora mi cuerpo se rebela a estar de rodillas y necesito ponerme más cómoda.- ¿En serio?- Sí, quiero relajarme y quedarme tendida...- Hija, ¿tendida cómo?- De espaldas al piso, hasta que se me pase la tensión...-

Y qué más?- Es como que tengo un sufrimiento que no le encuentro acomodo.- ¿Y qué más?- Como que espero un poco de calor que me alivie....- ¿Calor?- Calor, padre, calor humano, que lleve alivio a mi padecer....- ¿Y qué tan frecuente es esa tentación?- Permanente, padre, por ejemplo, ahora me imagino que sus manos sobre mi piel me darían mucho alivio...- ¡Hija!- Sí, padre, perdóneme, pero me urge que alguien fuerte me estruje entre sus brazos y me dé el alivio que necesito...- ¿Por ejemplo yo?- Por ejemplo, usted es la clase de hombre que imagino me puede aliviar.- Perdóname, hija mía, pero necesito saber tu edad...- Setenta y cuatro, padre.- Hija, vete en paz, que lo tuyo es reumatismo...


Publicado en: http://anagloriaguerrero.blogspot.com/


Imprimir

No hay comentarios.:

Related Posts with Thumbnails