Image and video hosting by TinyPic

Hola, gracias por su visita y comentarios, es mi deseo que en su estadía aquí algo les haya interesando o llamado la atención.
Muchas bendiciones para ustedes y los suyos.-



Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic





Image and video hosting by TinyPic

CONTRA LOS ATAQUES CON ÁCIDOS. Supervivientes de ataques con ácido participan en una cadena humana en protesta contra este tipo de agresiones, delante del Club Nacional de Prensa, en Dacca (Bangladesh). La manifestación, organizada por la Fundación de Supervivientes del Ácido, quiere alertar de que este tipo de ataques han aumentado recientemente con 3.625 víctimas en 3.270 incidentes registrados entre 1999 y 2015, de los cuales 1.847 fueron mujeres, 901 hombres y 877 niños, según datos facilitados por la fundación. (EFE)


Image and video hosting by TinyPic



"No había nadie detrás de la barra del otro verano y en lugar de tu bar, me encontré una sucursal del banco hispanoamericano, tu memoria vengué, a pedradas contra los cristales, sé que no lo soñé, protestaba mientras me esposaban los municipales en mi declaración alegué que llevaba tres copas y empecé esta canción en le cuarto donde aquella vez te quitaba la ropa"

viernes, 3 de septiembre de 2010

El callejón de los milagros...

"El "doctor" lo saludó y se sentó junto a él.

Iba ataviado con un inadecuado conjunto de yilbaba, gorro y zuecos de madera.

Era dentista, pero había aprendido el oficio con la práctica, sin haber asistido jamás a una escuela de odontología ni de ninguna otra clase.

Al principio había trabajado como ayudante de un dentista, en la Gamaliya, y a fuerza de observación e inteligencia había llegado a dominar excelentemente el oficio.

Se había labrado una reputación por sus útiles remedios, aunque lo que él prefería era arrancar muelas, porque, en su opinión, era la mejor cura.

A veces la extracción de una muela en su consulta ambulante era muy dolorosa, pero costaba muy poco dinero:
- una piastra para los pobres
- dos piastras para los ricos

Si se producía una hemorragia, lo que solía producirse con bastante frecuencia, era atribuido a la voluntad divina, de la que se esperaba también que previniera peores accidentes.

A Kirsha, el dueño del café, le había puesto una dentadura de oro sólo por dos guineas.

En el callejón y por los alrededores lo llamaban "doctor",
y seguramente era el primero de su clase que debía su título a sus pacientes."

Extraído de:El callejón de los milagros (1947). Naguib Mahfuz

Image and video hosting by TinyPic

Biografía del autor: Naguib Mahfuz nació el 11 de diciembre de 1911 en El Cairo. Cursó estudios en la Universidad Rey Faruk I (hoy Universidad de El Cairo). Fue el menor de siete hijos de un funcionario. Especialista en literatura medieval y arábiga. En la universidad, donde estudió filosofía, se inició en la escritura con artículos para revistas. Traductor al árabe de la obra de James Baikie El antiguo Egipto, en 1932. Dio expresión en metáforas poderosas, en un período de medio siglo, las esperanzas y frustraciones de su nación. Los lectores se han identificado tan frecuentemente con su obra, gran parte de la cual ha sido adaptada para el cine, teatro y televisión, que muchos de sus personajes han llegado a ser nombres familiares en Egipto y en otras sitios del mundo Arabe. Por otra parte, su obra, aunque profundamente volcada en la realidad local, apela a aquello que es universal y permanente en la naturaleza humana, como se puede apreciar por la recepción relativamente buena que su producción literaria ha encontrado en otras culturas. Comenzó a escribir ficción y publicó más de 80 relatos en los seis años siguientes. Su colección Susurro de locura se publicó en 1938. Trabajó en el ministerio de Asuntos Religiosos, de 1939 a 1954, y publicó tres volúmenes de una serie de 40 novelas históricas ambientadas en el periodo faraónico. Abandonó el proyecto y escribió novelas sobre temas sociales, también varios guiones para el cine. Su Trilogía de El Cairo (1956-1957) obtuvo un gran éxito. La novela El callejón de los milagros (1947), fue llevada al cine por el director mexicano Jorge Fons (1995). La película obtuvo el Premio Goya en España. En el año 1990 la obra repitió este éxito al ser traducida a otras lenguas europeas. Entre sus obras destaca Chicos de Gebelawi (1959), El ladrón y los perros (1961) y Miramar (1967). Considerado el «padre» de la prosa árabe contemporánea, en 1972 recibió el prestigioso Premio Nacional de las Letras Egipcias y se le otorgó el Collar de la República, el más alto honor de su nación. En 1988 se le concede el Premio Nobel de Literatura. Su estado de salud empezó a deteriorarse en 1994, cuando un integrista islámico intentó asesinarle —acusándole de atacar a la religión musulmana en sus novelas— y le clavó un cuchillo en el cuello. El ataque le causó graves daños en la visión y la audición, así como la parálisis del brazo derecho. Naguib moría el 30 de agosto de 2006 a consecuencia de una úlcera sangrante dejando en luto tanto su Al-Cairo natal como la literatura mundial.



Publicado en: http://anagloriaguerrero.blogspot.com/

Imprimir

No hay comentarios.:

Related Posts with Thumbnails